jueves, 8 de marzo de 2012

¡Chuc! ¡chuc!

¿Milagros inesperados? Ja. Me pregunto si el hecho de que después de veinticinco años se empiece a preocupar por lo que hago no es extraño. Haber tenido el ojo de una abuela encima queriendo “engordar el ganado” no fue del todo feliz. Más aun cuando me toca contar ese comentario fuera de lugar hace doce años que me dolió hasta en la parte del pie del alma. Me cuesta creer, pero mi’hijita, estamos hablando de estudio, no de responsabilidad sanitaria. ¡Presente! ¡Acá! ¡Si! ¿Hola?
Demasiado bueno para ser verdad o demasiado bueno para ser humano.
Para colmo me lo tuve que bancar al señor de la librería con sus comentarios ¿chistoso? Mmm… “¿Viejo? ¿Querés apostar?” (¡Me planto!) …. “digo porque si salió con su cara gané de entrada”
Así no. Así me voy.
¡Al señor de una sola ceja por favor! Pregunto: para que trabajas si no querés hacer lo que te encargan. Yo soy cliente. Encima que todos los días ves el cartelito en el monitor que dice “este mes cosecharas tu siembra” o sea, en síntesis, revisa la pila de libros y decime si tenes o no.
¡Plop! ¡Plop! ¡Re plop! “Señor no es Blancanieves. Es Maria Antonieta de las Nieves” jajaja “y no es lo mismo” (aclaro)
Ahora resulta que la UNNE es ONU. ¿Me desparramo? ¿Dónde? ¿Hay lugar? ¡Gracias!
Porque será que siempre nos pasamos facturas. ¿Todo termina siendo por una mujer? o… ¿por varias? Es trágico. ¿Donde está la seriedad?
NUNCA MÁS. PARA MUESTRA TENGO UNA CAJA DE BOTONES.
Por lo menos hay dialogo nuevamente. ¡V, S y P hablaron! ¡Es decir: existen!
Necesito un giro. Un gran cambio. Renovación.

P.D.: por lo menos respeten las colas; después no culpen a los dirigentes políticos si hay resultados negativos.

# Una aclaración, de esas redundantes… “yo no me caí del cielo” así que no esperes grandes cosas, menos aun antecedentes morales intachables.

2 comentarios:

Tamara dijo...

"Demasiado bueno para ser verdad o demasiado bueno para ser humano".

Me encantó :)

Jorge dijo...

;)